Noticias

Se consuma la venta de Flex

Han sido unas negociaciones duras pero, al final, Artá Capital, que no es otra cosa que uno de los brazos que tiene la familia Marcha para llevar a cabo sus inversiones, ha logrado el pasado martes cerrar la venta el 26,3% que poséis de la empresa Flex a la empresa Aurica Capital.

Esta operación se ha llevado a cabo por un total de 80 millones de euros. Una cantidad de la gestor de riesgo del Banco Sabadell consideró justo desde un primer momento por lo que el acuerdo, a pesar de dilatarse algo en el tiempo, al final ha tenido lugar.

Las consecuencias de este acuerdo

La primera consecuencia que se desprende del acuerdo es que los actuales accionistas pasan a tener un 80,84% del total de las acciones de la empresa. Esto también hace que la familia March logre una plusvalía de unos 40,7 millones de euros aproximadamente por lo que se puede decir que la operación que se ha llevado a cabo ha sido muy beneficiosa para ellos.

La buena salud de los negocios españoles

Si echamos un vistazo a esta operación podríamos pensar que es algo puntual pero, la realidad, es que la salud de los negocios españoles es francamente buena a día de hoy. Esto se debe a que la estabilidad que hay dentro del mundo de la macroeconomía ha hecho que sean muchos los inversores, tanto a nivel particular como a nivel de fondos de inversión, los que confíen en el destino de su dinero. Además, poco a poco, el mercado bursátil está ganando en estabilidad y esto es algo vital para que los riesgos sean menores y no solo se invierta bien dentro de nuestro país sino para que recibamos con los brazos abiertos los capitales provenientes del exterior. Una tendencia que seguramente se mantenga en el tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *