Mundo startup

El salto de una gran empresa a un startup no es para todos

startup

Eso de saltar de una empresa grande, que seguro cuenta con una gran clasificación en  “The Best Place To Work”, a una Startup, definitivamente no es para todo el mundo.

Hay testimonios de personas mediante los cuales se consiguen valoraciones positivas y que recomiendan hacerlo, mientras otras cuya experiencia no ha sido tan buena ni siquiera consideran en repetirla y lo ven como un sabor amargo que desean dejar atrás, lo que significa que en efecto la experiencia no está hecha para todos.

De acuerdo a la opinión de Javier Megías, lo que mueve a ciertas personas a saltar a una startup es cierto sentimiento de cansancio de la rutina en la que están sumidos, siempre haciendo lo mismo, así que se ven atraídos por aprender cosas nuevas.

Cristina Díaz, empleada de la empresa Yelp,  tuvo como principal motivación la premisa de aprender, no solo profesionalmente, sino en otros ámbitos, como el personal.

comenzar startup

Lo cierto es que aún y cuando la experiencia a su paso por una startup no ha sido la mejor, las personas opinan que definitivamente el aprendizaje no para, lo que le llevan a ser expertos y capaces de aprender y hacer cuanto sea posible, a un acelerado ritmo que puede resultar muy agotador al final.

Hay que estar atentos y no fijarse una idea irreal de lo que es un Startup, desde dentro la situación es muy distinta de lo que podemos ver a simple vista, son muchos los problemas que a diario hay que afrontar y tratar de resolver, la incertidumbre impera constantemente y el temor al fracaso se supera a diario, hay que trabajar a prisa y adecuarse al día a día.

Sería prudente antes de dar ese importante cambio, indagar con los expertos como es estar dentro de una startup para darse una idea si eso nos haría sentir cómodos, porque seguro que te dirán que no todos los días son iguales, habrá algunos donde todo camine sobre ruedas y os sintáis satisfechos de lo que hacéis, pero en muchos otros en que no sabrás que es lo que sucederá, claramente no todo el mundo es capaz de vivir a diario con esta incertidumbre.

Puede que la experiencia ante la cual tuviste grandes expectativas, en la práctica te haya sido frustrante y termines por no solo abandonar el proyecto, sino que quedes sin ganas de emprender ninguno parecido.

Claro, también hay muchas buenas experiencias que pasan por resistir situaciones adversas y la capacidad de adaptarse a estas, además de enamorarse desde un principio del proyecto y trabajar en constante sinergia con los miembros del equipo, lo cual genera una motivación constante y te lleva trabajar largas jornadas, pero feliz, porque se confía en el desempeño de tu trabajo en un 100%.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *