Empresas españolas

El negocio de las escorts en Zaragoza

Zaragoza es una ciudad con muchas facetas: en ella se pueden visitar  museos, monumentos y acudir a eventos culturales y disfrutar también de su noche con numerosas salas de fiesta, restaurantes y clubs.

La capital maña recibe a  multitud de visitantes de forma cotidiana, tanto en los meses vacacionales como en el resto del año. En esta época de verano en sus calles se cruzan tanto hombres de negocios como turistas, parejas y familias que han acudido a la ciudad para disfrutar del ocio.

Y hay un elemento que tienen en común tanto gran parte de los turistas como los hombres de negocios que visitan la ciudad: cada vez solicitan más los servicios de escorts de lujo.

Las escorts de Zaragoza se caracterizan por ser chicas de gran belleza, muchas con estudios universitarios, que están formadas para ejercer de acompañantes en eventos sociales y mantener interesantes conversaciones, además de proporcionar una o varias noches de placer a los clientes que así lo soliciten.

Los servicios que proporciona una escort

Algunas personas que desconocen el mundo de las escorts tienden a confundir sus servicios con los de una prostituta, cuando son dos oficios diferentes. La prostituta ofrece un servicio de sexo remunerado por un corto espacio de tiempo. Sin embargo, la contratación de una escort no implica de forma imprescindible el sexo, pues depende de las necesidades del cliente. La escort es, principalmente, una profesional contratada para proporcionar diversión y compañía a sus clientes. A diferencia de las prostitutas, sus servicios pueden ser de larga duración, de uno o varios días y  pueden llegar a viajar con sus clientes a diferentes destinos. Es muy habitual que ejecutivos o directivos contraten a escorts de gran belleza para acompañarlos a fiestas, eventos o viajes y la noche puede acabar en sexo o no, indistintamente.

Características que definen a las mejores escorts de Zaragoza

Las características que definen a las mejores escorts que pueden encontrarse en Zaragoza se pueden resumir en cuatro:

  • Belleza exuberante y cuerpos esculturales, con gran variedad étnica entre la que elegir;
  • Buen nivel de estudios, en determinados casos con titulación universitaria;
  • Son muy buenas conversadoras, con la capacidad de charlar sobre muy distintos temas durante horas, escuchando e interactuando con su interlocutor;
  • Son discretas, lo que les convierte en las perfectas acompañantes para eventos y fiestas de empresa. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *