Consejos

Todo lo que se debe saber sobre la pintura hiperrealista

susanne-wehmer-pintura

El hiperrealismo es un estilo innovador y radical de la pintura realista surgida en Estados Unidos y en Europa a mediados de los años 60. Es un arte independiente cuyo objetivo es plasmar los detalles más exactos e impersonales de la realidad con una agudeza óptica meticulosa, superando la imagen de una fotografía y sumergiéndose en la percepción visual. La pintura hiperrealista fija su atención en imágenes de la realidad cotidiana, figuras humanas en su mayor expresión, en objetos banales, retratos y escenas de la vida diaria.

En el hiperrealismo nadie posa, sino que se tiene delante la fotografía como modelo. Con este método se iniciaron los fundadores de este movimiento, llevando sus obras a gran escala dando un gran salto a una dimensión visual e innovadora, desde el detalle imperceptible al ojo humano y caracterizándose por la mayor nitidez, marcando una gran diferencia ante la fotografía.

Las influencias de este arte provienen del arte pop, buscando un enfoque suspicaz producen las mismas imágenes estáticas que se ven. El hiperrealismo va más allá de los límites de la realidad hacia un realismo asombroso.

El hiperrealismo de Susanne Wehmer

Susanne Wehmer usa imágenes de la vida cotidiana y del consumo actual. Su trabajo y estudio sobre el hiperrealismo pone en evidencia a la seducción de sus imágenes. Con un trabajo minucioso consigue acabados de alto nivel destacándose en los detalles extremos y evitando dejar ningún rastro de pincel que pueda restar a sus pinturas el detallismo alcanzado.

La excelencia de sus trabajos se debe a su dominio técnico, pero más allá de la fría perfección Susanne añade sensibilidad a sus pinturas mediante una delicadeza que convierte sus obras en arte. Sus retratos hablan por sí solos apreciándose cada pestaña, cada gota de agua, cada brillo. Todo ello con máxima precisión, reflejando una belleza frágil y perfecta con la técnica hiperrealista en un encuadre igual al de una cámara fotográfica, conservando de esta forma en sus pinturas evidentes guiños y una conexión con la fotografía.

Sus representaciones conectan lo real con la pintura, contraponiendo en primer plano objetos cotidianos con un arte perfecto, atrapándolos en la virtud de la técnica.

Las obras de Susanne Wehmer están realizadas con la técnica al óleo con un medium de trementina y aceite de linaza.

Susanne realiza pinturas de retratos hiperrealistas por encargo, teniendo de referencia las fotografías enviadas, conservando detalles asombrosos a escala, resaltando el juego de luces y sombras, que le dan la fuerza necesaria al trabajo destacado de esta artista. Ella podría convertir su foto en un cuadro hiperrealista realizado con la exactitud de las diferentes texturas y la técnica en un derroche de trabajo pictórico.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *