Noticias

Las máquinas de presoterapia como la mejor inversión empresarial para usar en el hogar

Las máquinas de presoterapia son utilizadas en las clínicas con fines médicos y/o estéticos. Sin embargo, estos aparatos pueden comprarse por Internet para uso privado en el hogar. Organizar un plan de actuación personalizado sin acudir a una clínica es una inversión empresarial inteligente a largo plazo, ya que permite el ahorro y la eficacia asegurada.

La presoterapia es un método médico enfocado a alcanzar un drenaje linfático en personas con problemas tanto de salud como estéticos como alteraciones del sistema circulatorio, arañitas vasculares, edemas, piernas cansadas, celulitis y acumulación de grasa. El procedimiento de este drenaje se centra en aplicar aire al cuerpo mediante un traje neumático que posee una serie de cámaras que distribuyen presiones de aire en las zonas del cuerpo que se quiere tratar. Si se desea trabajar solo una parte existe la posibilidad de hacerlo solo a una zona concreto como el abdomen, las piernas o los glúteos, por ejemplo.

La presión de aire se adapta a cada cliente, así como a la parte del cuerpo específica en la que se va a aplicar el tratamiento. El efecto que el paciente experimenta es una sensación de masaje relajante que permite activar el sistema linfático, con el fin de eliminar líquidos, toxinas, edemas, linfedemas y varices. Las sesiones suelen durar alrededor de 30 o 45 minutos, aunque el número de sesiones dependerá de cada paciente y de sus necesidades. Las máquinas de presoterapia pueden programarse de manera personalizada para adaptar a la morfología de cada una. De este modo una persona que decida comprar esta máquina podrá practicar presoterapia en casa poniendo en marcha un plan de actuación personalizando el dispositivo a su gusto.

Se trata de una técnica sencilla y saludable que no es nada dolorosa mediante la que se obtienen resultados eficaces. Los cambios en el organismo se pueden apreciar al poco tiempo de comenzar el tratamiento, la sensación de descanso es uno de ellos. Comprar una máquina de presoterapia se considera una buena inversión empresarial con vistas de futuro, puesto que, aunque el desembolso inicial es mayor que acudir a una sesión en una clínica, al final del proceso el coste total habrá sido menor. Además, disponer de este aparato supone poder utilizarla cuando la persona desee y en todas las zonas corporales que considere necesaria. Así como descansar después de unos meses de tratamiento para volver a retomar la actividad en un tiempo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *