Noticias

Las empresas familiares quieren bajadas de impuestos

Por lo que se ve, el tejido empresarial español no gana para malas noticias. Y es que no solo tienen que hacer todavía frente a las muchas consecuencias que está teniendo la crisis económica sino que ahora tienen que hacer frente a lo que se conoce como la rebelión de las empresas familiares. Un conjunto de 1.100.000 empresas aproximadamente que se han puesto en pie de guerra por las desigualdades que hay en cuanto a condiciones fiscales se refiere de una comunidad autónoma a otra.

Una protesta que está perfectamente fundada como vamos a poder ver a continuación y que tiene una gran razón de ser ya que a día de hoy el empleo que generan estas empresas supone el 70% del empleo privado de nuestro país. Un dato que les hace estar en una posición de fuerza para llevar a cabo esta reclamación.

Impuestos igualitarios en todas las comunidades

Para que nos hagamos una idea de cómo de distintos son los impuestos que hay que pagar en función de la comunidad autónoma en la que resida la empresa, vamos a poder un ejemplo real. A día de hoy una empresa familiar que esté valorada en 800.000 euros en la Comunidad de Madrid tendrá que pagar 1.500 euros de impuestos mientras que en Aragón esta cuantía asciende a 77.000 euros. Por ello no es de extrañar que en muchas ocasiones, por no decir en su inmensa mayoría, y solo en casos de fuera mayor, el 95% de las empresas familiares estén afincadas en aquellas comunidades en las que el fisco aprieta menos.

La reclamación se llevará a cabo durante las próximas semanas. Además se tratará de aprovechar la necesidad de pactar dentro del gobierno para que esta reclamación coja cuerpo y se pueda convertir en una realidad palpable dentro de un periodo de tiempo no muy elevado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *