Mundo startup

El fraude también emprende: cinco startups españolas que han dado la nota

Zetta: El iPhone extremeño con acento chino

La empresa logró generar un móvil que no falló en cumplir la expectativa generada por la misma durante todas sus ofertas y publicidad.

En principio, esta empresa se dedicaba a la venta de móviles pertenecientes a la marca china Xiaomi, anexándole algunos aspectos y detalles que hicieran de su estructura y estilo algo más agradable para el consumidor español. Gran parte de sus problemas se debían a la falsificación de productos, vendiendo componentes a precios especulativos e imitando versiones ya existentes.

ZED Worldwide el escándalo financiero de los Dolset

fraude de ZED Worldwide

Sorprendería a muchos lo ocurrido en esta empresa y mucho más después de ser responsables de grandes innovaciones en el área de los comandos y las películas de animación a nivel internacional.

¿El asunto en cuestión? Javier Pérez Dolset, uno de los fundadores de la compañía. Habría sido arrestado el 29 de junio después de que la juez de la audiencia nacional acordara su envío a prisión provisional sin fianza por su práctica en múltiples acciones ilícitas, dentro de las cuales podemos mencionar el vacío de fondos, uso de créditos blandos y obstrucción de las nuevas entradas de dinero a la empresa.

EsLife: Falsos autónomos y precariedad laboral

Fraude empresarial

EsLife tenía todas las herramientas para triunfar, de no ser por unos pocos detalles y es que el año 2015 llegaría una inspección laboral a la empresa.

Durante esta, las noticias no fueron buenas y es que se determinó que la viabilidad de la empresa se encontraba explicada en gran parte por un grupo de trabajadores contratados bajo la figura del falso autónomo, lo cual dejaría en manos de los mismos el incumplimiento de ciertas obligaciones tributarias.

A su vez, la incapacidad por parte de la empresa de determinar la situación fiscal de sus trabajadores terminaría de marcar el cierre de definitivo la empresa.

Gowex, el WiFi público que falseaba sus cuentas

La empresa de unos presuntos “100.000” puntos de conexión habría llegado al primer lugar como una de las mejores proveedoras de conectividad en la mayoría de los espacios públicos de España.

Con el tiempo, se logró comprobar que dicha empresa solo poseía unos 5.000 puntos de conexión y que la inversión de todos sus proyectos era de apenas un 10% de lo que estos afirmaban haber realizado sobre la base de todos sus trabajos.

Factoo, nosotros te facturamos y tú no te das de alta

Fraude empresarial

Al igual que en muchos casos, la inspección de la empresa marcaría el inicio de sus problemas.

Parte de toda esta clase de situaciones comienza cuando se determina que la empresa actuaba como paraguas para al menos unos 15.000 socios de dicha plataforma en lo que se refiere al ámbito legal, permitiendo a todos estos el esquivar sus obligaciones legales, actuando al margen de la ley de cooperativas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *