Empresas españolas

Empresa en Teruel pone patas arriba un mercado de 25.800 millones de euros

familia Rozalen y el negocio de las trufas

Las trufas negras son el producto más cotizado del invierno y es que se trata de una especie de hongos con un perfume muy intenso y para conseguirlas, tiene que ser entre el lapso del mes de diciembre y el mes de marzo, en pleno invierno.

Su recolección no es fácil debido a que crecen en el interior de la tierra y no en la superficie, por lo que se utilizan perros adiestrados que guíen mediante su olfato; el cual pueden distinguir a 50 metros de distancia, a pesar inclusive de estar enterrada a 50 centímetros de profundidad.

¿Qué tienen que ver las trufas con la noticia?

Una vez que éstas han sido extraídas se comprueba que su carne sea consistente, se seleccionan por tamaños y se llevan a los mercados especializados para su venta.

La comercialización de trufas se trata de un mercado bastante serio y está lleno de fraudes, ya que los distribuidores utilizan trufas chinas (muy parecidas a las trufas negras) y las guardan en cajas de trufas españolas o italianas.

trufas negras mas redondas

Un kilogramo de trufas puede costar alrededor de los 6000 euros y en un solo restaurante se puede consumir 22 kilogramos de trufa semanal; lo que equivale a 132000 euros semanales. Esta comercialización mueve cada año en todo el mundo aproximadamente 25.898 millones de euros.

En solo Europa se estaría hablando de 5.817 millones de euros anuales aproximadamente, siendo las trufas más caras las blancas italianas.

El señor José Rozalén y su hijo, Luis Rozalén, estaban obsesionados por conseguir las trufas perfectas, así que hace 46 añosm José Rozalén monto su Vivero Rozalén en una comarca (Gúdar Javalambre) que es especialista en el cultivo de este hongo.

Tras seis años de investigaciones se consiguió que con un sustrato 100% natural sea posible aumentar la producción de trufas en más de un 50% y es que con la técnica especial de cultivo para este hongo se obtienen trufas más redondas, con un mayor peso y en un tiempo de 5 a 6 años cuando lo normal es 7 años de cultivo.

La familia Rozalén consiguió después de 46 años la trufa perfecta

La compañía de la familia Rozalén consiguió que mediante el sustrato natural la trufa crezca con facilidad y una mejor forma debido a que posee un espacio sin obstáculos para crecer. La turba en la que se encuentra la trufa, le proporciona la cantidad de nutrientes que le son necesarios; éstos están repartidos de manera uniforme en este pozo aumentando el éxito del hongo en su crecimiento y además la cantidad para recolectar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *