Noticias

Emprendimiento: la mujer fracasa menos, pero el hombre recibe más financiación

Alrededor del 58% de los negocios hechos por hombres durante el último año han fracasado, en comparación con el 30% de proyectos llevados a cabo por mujeres. Según dichas cifras reflejadas en el informe Mapa del Emprendimiento realizado por Spain Startup-South Summit, las empresas desarrolladas por hombres suelen fracasar en mayor medida y sus conclusiones fueron puestas de manifiesto sobre la mesa redonda organizada junto a mujeres emprendedoras celebrada por Mujeres Avenir por la Conexión.

A lo largo del debate, varias emprendedoras señalaron que pese a que la brecha de género ha disminuido cerca del 36% durante la última década, todavía es mayor al 88% dentro de ciertos sectores.

10% menos de oportunidades para financiación

Ana Peláez, responsable de relaciones externas de esta asociación, destacó que las mujeres emprendedoras tienen que pelear cada día para romper techos de cristal como el que suponen tanto la conciliación como la financiación.

De acuerdo a lo que ha dicho, las emprendedoras españolas se encuentran dentro de un país en el que, pese a que el 58% de los proyectos emprendidos por hombres fracasaron a lo largo de este último año en contraste con el 30% de negocios creados por mujeres, los negocios iniciados por hombres poseen un 10% más de oportunidades de recibir financiamiento, en comparación a las que son desarrolladas por mujeres.

Barreras familiares

Asimismo, existen quienes ven a las mujeres emprendedoras como profesionales, como ML Sophrologue, las cuales en numerosos casos surgen de la frustración de no tener la oportunidad de crecer profesionalmente en una estructura rígida.

Así, expresó frente a las demás emprendedoras que la libertad al momento de decidir se encuentra entre los motivos de mayor relevancia que le han llevado a tomar la decisión de emprender. Sin embargo, varias como Marion Lantin, señalan que las mujeres emprendedoras tienen que romper algunas barreras al momento de decidir desarrollar su empresa, como por ejemplo, la familia.

A esto ha dicho que “la familia se trata de una autentica barrera para las mujeres emprendedoras, las cuales en gran parte de los casos son quienes se encargan de conciliar la vida personal y la profesional, siendo esa una situación bastante complicada al crear alguna startup”.

Pero independientemente de los inconvenientes, hay emprendedoras como la fundadora y directora Bimani, Laura Corsini, la cual considera que las mujeres consisten en las grandes embajadoras de aquellas empresas que desarrollen.

Ya que en el momento en que una profesional encuentra alguna solución nueva para la sociedad, dentro de cualquier campo de negocio, se asegura de reinventase a fin de transformarla en una realidad, por lo que las mujeres son las mejores embajadoras para sus propias marcas, ya que están conscientes del sacrificio que supone su éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *