Consejos

Emprender, una alternativa de negocio

Ser emprendedor es una actitud de vida que te ofrece beneficios. Exige que pongas en práctica la creatividad, mediante el desarrollo de una idea factible que en el tiempo se instaure, logrando satisfacer una necesidad (personal, profesional, o económica). Para eso, tú como emprendedor debes estar convencido de que el aporte, favorecerá a un colectivo y a ti mismo.

Cree fehacientemente en el negocio o producto a pesar de las circunstancias que te rodean, no lo abandones, se consecuente y disciplinado y así te garantizará seguros beneficios. Ninguna crisis económica ha de desestabilizarte, porque previamente debes haber tomado las medidas necesarias para evitarlo.

Definida la misión y visión de tu empresa, emprender sin temor alguno es más fácil. Vigila constantemente la calidad del servicio que prestas para trascender junto con la organización, aunque recuerda, ella por sí sola tiene vigor y personalidad.

Al iniciar un negocio emprendedor, tienes que ser consciente de la responsabilidad que vas a asumir y el riesgo que éste supone (patrimonio con que cuentas, recurso humano y material que manejarás, ganancias y/o pérdidas).

Existen cuatro características básicas que te permitirán saber si realmente como comerciante tomaste buenas decisiones para el provecho o rentabilidad de la compañía.

emprender un negocio es rentable

Estas son volumen, velocidad, variedad y veracidad. Las llamadas 4V’s de Big Data, ésta última describe el cúmulo de datos estructurados o no que al ser analizados admiten movimientos u operaciones de negocios eficaces, mayor beneficio y clientes satisfechos.

Volumen: es la cantidad de información que manejas en la compañía. Es recomendable que observes, analices y pienses los pros y los contras antes de tomar una decisión.

Velocidad: es primordial que teniendo claro cuál es la misión y para qué se creó tu negocio, tomes medidas rápidas. Así no complicas la dinámica y aprovechas el tiempo en otras actividades.

Variedad: ser creativo e innovador es la clave. Idea novedosos productos y ofrece servicios que aumenten la valía de lo ya existente. Discrimina lo que sirve o no.

Veracidad: es necesario que seas íntegro, con valores y principios. De la misma forma que los productos y asistencia que ofreces.

Un ejemplo de emprendimiento

Motivados por la iniciativa del gobierno de Chile de prohibir el uso de las bolsas de plástico, dos emprendedores elaboraron un modelo reutilizable que es soluble en agua y no contamina.

Roberto Astete y Cristian Olivares, son los creadores de las originales bolsas de plástico y tela que fueron fabricadas partiendo de una base de PVA (alcohol de polivinilo, soluble en agua) y según estudios médicos, no producen consecuencias negativas en el cuerpo humano. A diferencia del plástico tradicional que está generado por un derivado de petróleo que mantiene la firmeza del material en el tiempo, (se dice que entre 150 a 500 años) deteriora el medio ambiente.

La novedad de Astete y Olivares, es que sus ejemplares se destruyen en cinco minutos, cuando el usuario así lo decida. Es la mejor alternativa para la protección de los ecosistemas marinos y  un negocio rentable que beneficia tanto a la empresa como a la sociedad en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *