Mundo startup

Emprendedores de España no devuelven sus prestamos

Los emprendedores de España no devuelven los fondos obtenidos en calidad de préstamo a ENISA

La Empresa Nacional de Innovación “ENISA “ es una sociedad española que desde hace más de tres décadas se ha dedicado a financiar proyectos de empresas de corte innovador y totalmente viables, incluyendo a los emprendedores españoles desde el 2010, sin embargo ha sido bastante notable que estos últimos no están devolviendo los fondos recibidos como financiamiento.

Desde el 2010 ha venido en aumento el número de préstamos otorgados y también los importes de tal manera que si los emprendedores españoles cumplen con los requisitos de haber tenido formación previa con mínimo dos años de antigüedad, que presenten un proyecto que sea innovador y viable, con actividad dentro de España y cuya edad esté por debajo de los 40 años, optaban por ser beneficiados por un préstamo de ENISA.

Este financiamiento se paga con frecuencia mensual en un plazo máximo de 7 años

De acuerdo a lo que informa un abogado experto, Pablo Mancía, solo 1 de cada 10 Startups o emprendimientos llega a los 4 años de vida y en la medida que se van quedando sin fondos, empiezan a incumplir con las obligaciones, incluyendo el pago de la cuotas de ENISA.

Los emprendedores de España no devuelven los fondos obtenidos en calidad de préstamo a ENISA

Lo que agrava la situación es que por lo general estas Startups no generan grandes inversiones en activos, por no decir cero inversiones más allá de sus creaciones o innovaciones de índole tecnológico que no son suficientes para cubrir la deuda y tampoco hay tesorería y prácticamente ENISA es el único acreedor, ya que los proveedores si no hay pago no prestan servicio ni despachan mercancía y las instituciones financieras no entran en nuevas empresas.

Es así como para hacer el cierre legal de la startups se debe ir a un concurso de acreedores, así ENISA a sabiendas de que no va a recuperar el dinero desembolsado, cumple con el proceso legal para estos casos donde perdonar la deuda no es una opción.

El proceso de concurso es bastante rápido, de 2 a 6 meses y es más un requisito legal que otra cosa donde se toma en cuenta que el emprendimiento fracasó, que no tiene más que un acreedor, tampoco activos, tesorería o forma de financiarse.

De los fondos que ha desembolsado ENISA, 505.8 millones de euros entre el 2005 y el 2013, la cantidad de 2.653 préstamos terminaron en manos de empresas entre Pymes, emprendedores y otros. De estos, solo el 49,6% destinado a PYMES fue devuelto a EINSA y el 57,6% los otorgados al proyecto Jóvenes Emprendedores, según números de Junio 2017; así mismo se conoció que 4 de cada 10 empresas nuevas habían cesado la actividad en el 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *