Mundo startup

Divorcios en tiempos de cuarentena: Una nueva oportunidad de negocios

El emprendimiento es una de las grandes soluciones que tiene la sociedad para dar respuesta a tantos problemas que tenemos en la actualidad. Cada día surgen nuevas ideas esperando ser capitalizadas por inversionistas y empresarios para empezar a trabajar. El internet ha abierto las posibilidades.

Muchas empresas han visto cómo sus operaciones no solo se han mantenido, sino que también han crecido durante la pandemia del coronavirus, y un ejemplo de ello es Kasoku, que está resolviendo un inconveniente bastante importante.

La cuarentena ha cogido a muchos desprevenidos, incluso algunas personas estaban de viaje o haciendo actividades fuera de su lugar de origen, lo que ha traído serios problemas, especialmente de comodidad y privacidad. Las parejas no están teniendo esos momentos a solas que todos necesitamos.

Bien sea porque los hijos estén con ellos todo el tiempo o sus padres también estén presentes. Esto ha traído como consecuencia discusiones y peleas entre los matrimonios. Según varias estadísticas de China, las tasas de divorcio han aumentado durante esta cuarentena.

¿Qué ofrece Kasoku?

La posibilidad de tener un momento a solas en medio de la pandemia por unas cuantas horas. Su modelo de negocios es muy parecido a la de Airbnb, economía colaborativa. Muchas personas ofrecen sus habitaciones o casas disponibles para aquellas parejas que quieren intimidad.

Según información de los fundadores, actualmente cuentan con más de 500 propiedades de todo tipo y su facturación sigue creciendo. Es un proyecto que aún está en fase beta, ya que ha tenido inconvenientes con las normativas del confinamiento, es decir, no salir si no es estrictamente necesario.

Más allá de que ofrezca una posible solución al encierro, pensamos que deberían enfocarse en un proyecto completamente online en la que puedan dar entretenimiento por alguna plataforma web, de tal forma que no viole ninguno de los reglamentos de la cuarentena. ¡Quédate en casa!

El precio por día es de unos 40 euros y las reservas siguen creciendo de forma orgánica. Queda a esperar que piensen los distintos gobiernos al respecto, especialmente en Japón, que es donde ha iniciado el proyecto. No parece que sea una empresa sostenible por todos los motivos que hemos dado hasta ahora.

Es importante que todos aquellos emprendimientos que surjan se adapten al ecosistema que estamos viviendo. Actualmente nos encontramos en un momento en el que el aislamiento es la principal solución para poder romper todos los lazos de propagación del coronavirus.

Son tiempos difíciles, nadie lo pone en duda. Lo más importante es permanecer unidos ante todo lo que está sucediendo. Si no estás produciendo trata de encontrar distracciones y otras actividades que pueda mantener tu mente ocupada. A veces el no hacer nada puede llegar obstinarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *