Reportajes

Cien pasos al norte, del escritor Gabriel Segurado, es una novela de acción, romance e intriga que atrapa al lector desde la primera línea

El escritor Gabriel Segurado presenta su nuevo trabajo, Cien pasos al norte, una novela ágil, emocionante y llena de misterio en la que se mezclan de forma natural el género romántico, el thriller y el espionaje.

La historia comienza cuando Mónica, la protagonista, decide romper las ataduras de su rutina y emprender un viaje hacía Puerto del Rosario, un lejano país Latinoamericano.

Su trabajo como teleoperadora la mantiene ligada a una rutina que no consigue llenar su vida ni sus expectativas de futuro. Tiene dos opciones, continuar con una rutina que la hace infeliz, o dar un salto hacia adelante y romper con todo lo que ha sido su vida hasta ese momento. Convencida de que el cambio es necesario para encontrar la felicidad y para encontrarse a sí misma, acude a ver a su hermano que, tras intentar convencerla de que no abandone lo logrado hasta ese momento, cede y la ayuda económicamente para que encuentre su destino.

Así comienza una apasionante aventura que nos sumerge en la peligrosa investigación de un complot político y financiero que la enfrentará a terribles secretos, obligándola a tomar decisiones que pondrán en riesgo su vida. El amor también tiene un papel destacado despertando en Mónica sentimientos, prejuicios y emociones encontradas. Esta novela de acción, romance e intriga te atrapa desde la primera línea convirtiéndote, como lector, en el auténtico protagonista.

Encuentros imprevistos, naturaleza salvaje y amores inesperados se mezclan con una trama de misterio en la que podemos encontrar subtramas de espionaje, experimentos científicos y aprendizaje de otras culturas. Una aventura intensa y emocionante que traslada al lector a su presente para cuestionar si merece la pena arriesgarse a todo para encontrar la verdadera identidad que se agazapa entre los rincones de la vida cotidiana.

Gabriel Segurado destaca por su habilidad utilizando el arte como forma de expresión visual para transmitir sus sentimientos y emociones. Fotografía, pintura y música componen una larga trayectoria creativa que se materializa en Cien pasos al norte como eficaz soporte estético. Su trayectoria profesional ligada al diseño gráfico y la gerencia de empresas de publicidad y artes gráficas está muy ligada también a la estética y la comunicación.

“El teléfono suena insistente devolviéndome al presente y las lucecitas naranjas que indican que hay llamadas en espera parpadean inquietas. Me mordisqueo el labio inferior y reprimo como puedo las ganas de salir huyendo. Esto es una pérdida de tiempo, estoy aquí y lo único que me importa es que el reloj con su lenta y agónica marcha llegue por fin a la codiciada hora de liquidar la jornada. Una vez concluye la mañana más larga y tediosa del mundo, llego a casa hambrienta y me dispongo a devorar casi sin masticar la deliciosa pasta fresca horneada enterrada en parmesano que como entrante tengo preparada con antelación. Engullo el seitán de segundo y trago con igual frenesí un gran recipiente de zumo natural algo ácido por la cosecha. Como una autómata me levanto dejando atrás la vajilla usada en la pequeña mesa de madera y metal que descansa sobre la rugosidad del suelo de la cocina y me abalanzo, en un momento de gloria, sobre el sofá-cama que me aguarda con el mando de la tele sobre su seno. Con un exagerado bostezo, ruidoso en su exhalación, me desplomo patas arriba en el cómodo sofá, atrapo el mando cual vaquero en duelo contra la gravedad y, con la misma maestría, presiono el botón rojo.” (Fragmento de Cien pasos al norte, La Equilibrista, 2021)

https://www.laequilibrista.es/producto/cien-pasos-al-norte-de-gabriel-segurado/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *